Mario Mesquita: “Bolsonaro y Macri en lo económico no son tan diferentes”

Para este economista jefe del Itaú Unibanco, el equipo económico que asumirá en Brasil procurará reducir el rol del Estado en la economía. Cuánto crecerá el principal socio de Argentina en 2019.

La economía brasileña registró un desempeño menor al esperado. Mario Mesquita, economista jefe de Itaú Unibanco, había contado al Económico a principios de año que el PBI en 2018 se expandiría 3%. Finalmente no ocurrirá. ¿Por qué? Ésta y otras dudas respondió Mesquita al Económico vía telefónica. Acá va un resumen:

 

- ¿Qué crecimiento prevé para este año de Brasil?

 

- Actualmente tenemos 1,3% y 2,5% para el próximo, básicamente, por el arrastre mas débil de la economía de este año. ¿Qué pasó en 2018? La economía brasileña reaccionó a un deterioro en las condiciones financieras globales y locales. Entre las primeras, aparece la política monetaria más dura de Estados Unidos. Por la segunda, impactó la mayor incertidumbre electoral vivida en Brasil. Por último, se registró también este año una huelga del sector camionero en el país que paró la actividad en el mes de mayo y de manera significativa. Por todos estos factores que enumero, la economía crecerá la mitad de lo que esperábamos [N.E.: el pronóstico esperada era 3% para 2018].

 

-La economía se recupera, ¿no alcanza para compensar esa caída?

 

-La economía se acelera desde julio y agosto. Pero no tanto como para compensar lo que pasó en la primera mitad del año.

 

-¿Cómo impactó en Brasil la crisis financiera y la recesión que sufrió este año la Argentina?

 

-Tuvo impacto especialmente en la industria automotriz. Ese sector tuvo un crecimiento fuerte, cerca de 30% este año, pero las exportaciones brasileñas claramente registraron un desempeño menos fuertes por la recesión argentina.

 

-¿Por qué Brasil no llega a crecer al 3%?

 

- El año que viene se recuperará al 3% anualizado, pero con el arrastre de 2018 se diluye el aumento. Hoy Brasil está en medio de una recuperación, no de una expansión.

 

-¿Brasil recuperó lo que cayó en los últimos años?

 

-No. Alcanzaría el nivel que registraba antes de la crisis recién para 2020 o 2021.

 

-¿Qué factores de incertidumbre pesan sobre la economía brasileña y cómo juega la política cree usted de cara al año que viene?

 

-La duda sobre el frente fiscal es la número uno para las perspectivas de esta economía. La deuda pública brasileña es 80% del PBI, muy alta. Es cierto que el pasivo está denominado en reales y los inversionistas son locales. No es una deuda externa pero sí un monto que aumenta y claramente no está en una tendencia a la baja. Para reducir ese stock hay que controlar los gasto públicos que crecieron muchísimo en los últimos 25 años.

 

-¿Y qué hace falta para ello?

 

-Una reforma del sistema de jubilaciones y pensiones. Michel Temer intentó hacerlo pero no tuvo apoyo del congreso para aprobar esa reforma. En ese sentido Jair Bolsonaro arrancará donde terminó Temer. Por otra parte, la economía de Brasil no registra problemas con el déficit de la balanza de pagos y su inflación está bajo control porque viene por debajo de la meta [N.E.: entre 4,5% y 4,25%]. La actividad crece a un ritmo más bien bajo, pero crece en definitiva. El problema, por lo tanto, es de índole fiscal.

 

-¿El problema fiscal es a nivel nacional o de estados?

 

-Es tanto a nivel nacional pero también estadual. Este año el rojo fiscal será 7,1% del PBI y el próximo año 6%. La deuda externa crece de 77,2% del PBI a 78%.

 

-¿Qué puede esperarse de Bolsonaro en materia económica?

 

-Bolsonaro y su equipo tienen una orientación económica de reducir el tamaño del Estado a través de privatizaciones de empresas públicas. No desean perder el control de ellas pero sí vender una parte. Definiría esa visión como liberal e inclinada hacia un comercio internacional más abierto. Brasil es la economía mas cerrada del G20, que acaba de reunirse en Buenos Aires. Y Bolsonaro tiene el objetivo de abrir la economía. Paulo Guedes, su economista y asesor, trabajó para tener bajo su control el antiguo Ministerio de Hacienda pero también el de Industria y Comercio. Bolsonaro anhela una economía más abierta e integrada al comercio internacional en los próximos años.

 

-¿Qué tienen en común Macri y Bolsonaro?

 

-Las ideologías de Bolsonaro y Macri no están tan lejos en lo económico. Es posible que el Mercosur se vuelve más agresivo con una alianza entre ambos líderes y se lance hacia a una apertura más significativa.

 

 

Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
Please reload

© 2020 por "Aquí y Ahora Córdoba".