En clave electoral, Macri pidió "no detenerse" y apuntó al kirchnerismo

En el primer día del último de sus cuatro años de mandato y con claro tono electoral, el presidente Mauricio Macri defendió con énfasis su gestión en materia económica, respaldado -según su visión- por las principales potencias en la reciente Cumbre del G-20 y no se olvidó de la "corrupción kirchnerista" en materia de exportaciones.

"Les pido que no nos detengamos, estamos sentando las bases para el futuro, es un proceso no fácil, lograr la estabilización macroeconómica nos ha costado, pero cada paso que damos es un paso sobre seguro", dijo el Presidente en el cierre del encuentro Argentina Exporta, realizado en la ciudad bonaerense de Pilar.

"Terminamos con éxito la Cumbre del G-20, y logramos poner a la Argentina en el mundo. El mundo ratificó que estamos en el camino correcto y apuesta por nuestro potencial", dijo Macri, acompañado por miembros de su gabinete como el ministro de Producción, Dante Sica ; Andrés Ibarra (vicejefe de Gabinete), y el secretario de Agroindustria, Luis Miguel Etchevehere .

Ante los exportadores, Macri recordó prácticas "oscuras" en tiempos del kirchnerismo. "¿Se acuerdan que había que golpear la puerta de algún funcionario o pedirle por favor que se destrabe ese trámite? Todo el sistema estaba hecho para que se beneficien quienes podían pagar favores. Por esas prácticas, 5000 empresas dejaron de exportar y el 95% de ellas eran pymes. Sacarles el pie de encima no es una opción, es nuestra obligación si queremos generar trabajo del bueno en todo el país", dijo.

La mención presidencial a la corrupción kirchnerista llegó horas antes de conocida la excarcelación (aunque con tobillera electrónica y pago de fianza) del exvicepresidente Amado Boudou en la causa en la que fue condenado por la compra de la empresa Ciccone Calcográfica.

La reacción en la Casa Rosada fue cauta y moderada. "No es algo ajeno a derecho, la sentencia no está firme y la ley debe ser pareja para todos", afirmó a LA NACION un asesor presidencial.

Horas antes, y con la ayuda de un teleprompter, Macri también se había centrado en enumerar las mejoras que recibieron los exportadores. Anunció, en el mismo acto, la puesta en marcha de la VUCE (ventanilla única de comercio exterior). "Esto permite cumplir con todos los trámites en un mismo lugar, por internet, de forma digital, con transparencia absoluta, ahorrándoles tiempo y energía valiosa", dijo Macri a los empresarios del sector.

Destacó, además, el sistema Sociedad por Acciones Simplificadas, que permite crear empresas en 24 horas (elogió al intendente de Pilar, Nicolás Ducoté, por implementarla en su localidad), y el plan Exporta Simple, una plataforma que permite conectar a las empresas con mercados internacionales.

En momentos en que fuentes oficiales indicaron ayer que no viajará el 1° de enero al acto de asunción del presidente electo de Brasil, Jair Bolsonaro, Macri defendió la "integración inteligente al mundo" y aseguró que durante su gestión "mejoramos el acceso a mercados, lo que facilita el comercio. De nada sirve abrir mercados si las empresas no tienen todas las herramientas, porque tenemos clarísimo que exportar es una tarea compleja, pero no es imposible, se puede", afirmó.

"Con todo en contra, somos líderes en muchos ámbitos. Queremos ser los principales aliados de las empresas en su camino exportador", concluyó, y reiteró su adhesión al "cambio cultural que les estoy prometiendo. Porque podemos, porque podemos", repitió Macri, casi a modo de ensayo del año electoral que se avecina.

© 2020 por "Aquí y Ahora Córdoba".