Típico del kirchnerismo: convierte delincuentes en “héroes” o como en este caso, un violador en func

La nota es paradigmática y pinta de cuerpo entero lo que es el krichnerismo/cristinismo en estado puro. Este hallazgo corresponde a Infobae que lo reprodujo impecablemente en una nota larga pero no menos interesante, donde fluye el verdadero concepto de la política K. Sin eufemismos y sin atajos, la viuda de Néstor, siguiendo los pasos del difunto, enarboló la mentira en su máxima expresión como parte del relato populista y es la prueba palpable de cómo nos trataron de vender gato por liebre durante más de una década solo ganada para quienes usurparon el poder en todo ese tiempo.


La nota de Infobae indica que Carlos García Muñoz, fue funcionario del área de los Derechos Humanos K, elevado al rango de héroe nacional por la entonces presidenta de la Nación, tras haber llegado de España donde Muñoz se exilió desde finales de los 70 cuando escapó de un centro clandestino de detención en la Argentina. CFK, entonces, recurrió a la historia de este “exiliado” que después de cuarenta años volvió a su país “para servir a la patria”, sumándose a las huestes K, en ese momento enfocadas en “gobernar la Argentina”, pero olvidó decir algo: Carlos García Muñoz, había estado preso 10 años en España, donde la justicia lo encontró culpable de violar a una mujer que hacía años había sido su pareja.

Este violador, criminal que a su vez fue encontrado por la policía española in fraganti al momento de cortar a María Jesús Anguren Sanjulian con una navaja, atarla y violarla, fue a la cárcel en 1999 y en el 2011 puesto en libertad, obviamente, conociendo el relato K donde se premiaba a los terroristas de los años ´70, no lo dudó y se tomó el primer avión para la tierra prometida, dejando atrás y bien sepultado su antecedente criminal de cuando fue hallado en el preciso momento en que violaba a una mujer atada y amordazada.


Este patético producto K fue parte de la gavilla que usufructuó del poder y los dineros de todos los argentinos, promoviendo como una gran hazaña haber escapado del centro clandestino Mansión Seré y recorriendo el país restregando a todos su pasado de víctima de la dictadura, sin recordar sus propias víctimas de violación.


Cuando llegó, la ex presidenta lo homenajeó por su “coraje y valor” y destacado por los medios oficiales y oficialistas, hasta que hace pocos meses Infobae reconstruyó la verdadera historia criminal de este energúmeno antisocial que sigue contando cómo se escapó del centro clandestino, o bien cómo lo dejaron escapar. No va a ser el primero de estos “héroes” que siguen vivo por haber entregado a sus compañeros de armas o haber sido los topos que los militares ponían en las células guerrilleras.


“La víctima fue su ex esposa, a la que ya había agredido con anterioridad. Aquel día, el hombre se presentó en la casa de María Jesús Anguren Sanjulian, de quien estaba separado desde hacía varios meses y quien lo había denunciado en reiteradas oportunidades por maltrato físico. Esa noche, García Muñoz le exigió que regresara con él y quiso intimar nuevamente con ella. María Jesús se negó. Entonces él sacó una navaja, la agredió, la ató y la violó”, relata el medio nacional, dando detalles de la verdadera historia.


La abogada catalana María José Varela, quien patrocinó a la víctima en la denuncia y en el juicio, brindó a Infobae detalles del brutal hecho: “Cuando él comenzó a hablarle de manera amenazante, ella se encerró en su habitación. Pero no le sirvió de nada, porque él rompió la puerta de una patada, la empujó y le dio un puñetazo. El hombre procedió a violarla hasta dejarla inconsciente y todo esto mientras los hijos pequeños de la pareja estaban en la casa gritando y pidiendo auxilio. La víctima, además, se estaba recuperando de una operación de útero, por lo que no podía defenderse“, prosigue el relato, añadiendo que como resultado de aquella violación María Jesús quedó embarazada y tuvo un hijo prematuro.


Claramente después de purgar 10 años de prisión, abandonó rápidamente el “exilio” y enfiló hacia el único lugar donde podría tener cabida: La Argentina K.

¿Qué hizo el gobierno argentino de ese momento?, lo puso a trabajar en el área de Derechos Humanos, casi como una burla explícita y una cachetada al buen gusto, la ética y mostrando una falta de respeto total a la causa con la cual CFK embanderaba su gestión. Muñoz al llegar dijo que su vuelta estaba signada por “el momento político que se vive (en Argentina), donde se retomaron muchas ideas y conceptos de mi época” y afirmaba “Veía la efervescencia de esta lucha desde España y me retorcía de no poder participar“, lo que no decía Muñoz era que se retorcía adentro de la cárcel y no vino antes porque se lo impedía la justicia.

En uno de los primeros actos entre la militancia por los DDHH que hizo el gobierno anterior, a poco de haber llegado al país luego de purgar la pena por violación, la propia Cristina Fernández destacó su presencia y lo hizo poner de pie para que recibiese una ovación del público en su calidad de “sobreviviente” de la Dictadura.

“Muchas veces juzgamos con demasiada facilidad, con demasiada ligereza. Y yo creo que tenemos que entender las cosas que forman parte de la condición humana“, dijo en otra oportunidad la entonces Presidente ante la mirada atenta de García Muñoz, ubicado arriba del escenario a pocos metros de Cristina y sentado junto a la primera plana de la dirigencia kirchnerista. La exhortación casi podía interpretarse como una involuntaria defensa de la presencia de García Muñoz en un acto oficial, o incluso como una condonación presidencial, destaca infobae.

¿Cabe alguna posibilidad que CFK desconociera que había contratado a un agresor sexual, siendo que ella se ocupaba personalmente de cada detalle?. Hoy Muñoz es fiel amigo y compañero de partido del hiper-kirchnerista Agustín Rossi. No, no es una joda; es la marca registrada del kirchnerismo. Si el lector repasa sus cuadros políticos, de estos personajes va a encontrar muchos. Es casi una condición inherente a la naturaleza misma de este movimiento político. Ser decente y transparente, no es requisito exigible para formar sus filas.

© 2020 por "Aquí y Ahora Córdoba".