El lugar que celebró primero la llegada del 2019

01/01/2019

Es un archipiélago de 100.000 habitantes ubicado en la inmensidad del Pacífico Sur. Además de llegar primero al 2019, podría desaparecer en pocos años.

Kiribati está en el archipiélago micronésico en el sur del Pacífico y es el primer país del mundo poblado que recibirá le llegada del 2019. (Archivo).

Si de lugares exóticos hablamos, República de Kiribati es uno de ellos: ubicado en la inmensidad del Pacífico Sur, casi a medio camino entre la Polinesia y Hawaii, es un país compuesto por 33 atolones y una isla volcánica. Se independizó del Reino Unido en 1979 y tiene poco más de 105.000 habitantes.

 

Kiribati es un paraíso tropical de aguas transparentes, cielos cambiantes y playas de arena blanca. Según la mitología local, al principio de los tiempos, el dios araña Nareau separó el cielo, el océano y la tierra. Al primero lo llamó karawa, al segundo marawa y a la tercera la bautizó como tarawa, y así se llama la capital del país, el principal núcleo habitado, con unas 50.000 personas.

 

Una de sus islas coralinas oceánicas es famosa: se llama Kiritimati (Isla Navidad), y no sólo es el atolón más grande del mundo, sino que además es el primer lugar poblado del planeta que primero sobrepasa la Línea Internacional de Cambio de Fecha.

 

Estos 5.000 habitantes de la Isla Navidad en el Estado de Kiribati al noreste de Australia son los primeros en recibir el año nuevo todos los 1° de enero. Si bien la superficie del país representa tan sólo 717 kilómetros cuadrados, están repartidos en un espacio oceánico equivalente en superficie a la parte continental de los Estados Unidos, pero ubicados en los cuatro hemisferios en los que se divide el planeta: Norte, Sur, Oriental y Occidental (también es el único lugar del mundo que situado en los cuatro hemisferios). 

 

Hasta 1994, eso hizo que el país tuviera no sólo diferentes horarios, sino también diferentes días.Pero el 1° de enero de 1995 se movió una sección de la Línea internacional de cambio de fecha para incluir en el lado occidental a las islas Kiribati más orientales, donde ya estaban las demás islas de la nación, a fin de que en todo el país fuera el mismo día. La población celebrará la llegada del 2019 con distintas misas en los diferentes pueblos.

 

Más allá de su belleza y condiciones exóticas, Kiribati sufre un problema turístico: es uno de los países menos visitados del mundo. Por su gran dificultad para llegar, tan sólo unas 6.000 personas viajaron hasta allí. 

 

Y encima enfrenta una amenaza grave: podría convertirse, en pocos años, en el primer país en desaparecer bajo las aguas del océano. Sus 105.000 habitantes pasarían a engrosar la lista de 1.000 millones de desplazados climáticos que, se calcula, habrá en el año 2050.

 

Sucede que Kiribati, además de ser una de las naciones menos desarrolladas del mundo, es también una de las más vulnerables al incremento en el nivel del mar y la intensificación de los ciclones tropicales. El punto más alto de la mayoría de las islas se encuentra a solo 2 metros sobre el nivel del mar, lo que provoca que muchas casas y comercios sufran inundaciones estacionales.

Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
Please reload

© 2020 por "Aquí y Ahora Córdoba".