Pence: Es evidente la influencia maligna de Cuba en Venezuela y Nicaragua

Para el vicepresidente de EEUU la lucha en Venezuela es entre la democracia y la dictadura. “¡Nicolas Maduro debe irse!”

CEl vicepresidente de Estados Unidos, Mike Pence, ofrece un discurso en el que apoya al líder de la oposición venezolana, Juan Guaidó, tras una mesa redonda en la que han participado exiliados y líderes comunitarios venezolanos, este viernes en la ciudad floridana de Doral (Estados Unidos). EFE/ Cristobal Herrera.

 

Aunque actualmente la prioridad del gobierno estadounidense respecto a Latinoamérica es lograr el fin de la dictadura de Nicolás Maduro, se trata de una estrategia más amplia de la administración del presidente Donald Trump hacia la región: enfrentar lo que el consejero de la Casa Blanca para la Seguridad Nacional, John Bolton, ha llamado la “troika de la tiranía”, conformada por los regímenes de Cuba, Venezuela y Nicaragua.

 

Esto se evidenció este viernes, cuando el vicepresidente de EE.UU., Mike Pence, dijo durante una reunión con líderes de la comunidad venezolana en el sur de Florida: “Es evidente la influencia maligna en Venezuela y Nicaragua”.

 

Pence destacó que el régimen de Daniel Ortega oprime a su pueblo y les niega sus derechos básicos, y que Nicaragua y Venezuela merecen ser libres, y que en este gobierno siempre será “¡Que Viva Cuba Libre!”.

 

En cuanto a Venezuela, Pence fue claro en afirmar que la lucha en Venezuela es entre la democracia y la dictadura. “¡Nicolás Maduro debe irse!”, enfatizó. “Ha llegado la hora de

“Bajo (la gestión) de (Donald) TRUMP, EEUU continuará ejerciendo toda su presión diplomática y económica para alcanzar una transición a la democracia. Pero sepan esto, todas las opciones están sobre la mesa. Nicolás Maduro haría bien en no probar la determinación de los Estados Unidos”, dijo en su cuenta Twitter.

 

 

“Creo que viene el día para que Venezuela sea libre y recupere su libertad”, aseveró Pence en la iglesia Jesús Worship Center de Doral, ciudad aledaña a Miami, donde se reunió con líderes comunitarios y expresos políticos venezolanos, reseñó EFE.

 

Al inicio de su intervención, el vicepresidente expresó el orgullo de poder decir que Estados Unidos ha sido la “primera nación en la tierra en reconocer a Juan Guaidó”, titular de la Asamblea Nacional, como presidente encargado de Venezuela.

 

Tras asegurar que la “dictadura de Maduro (el presidente venezolano) está destrozando Venezuela”, dejó claro que ya “no es tiempo de diálogo” sino “tiempo de acción”, e instó al mandatario venezolano a que abandone el poder.

 

“El tiempo para el final de Maduro ha llegado”, enfatizó Pence en su alocución.

Pence alabó el “coraje” de Guaidó y su familia ante los actos de intimidación que padece a manos del régimen venezolano, entre otros la reciente visita policial a su casa con la intención de interrogar a su esposa, algo que la Policía niega.

 

Reiteró Pence el compromiso del Gobierno estadounidense con Guaidó, jefe del Parlamento venezolano, y la “recuperación de la democracia en Venezuela”, cuyo pueblo “ha sufrido la represión”.

 

Pero “hay esperanzas al sufrimiento” y “les prometemos” -dijo refiriéndose a los venezolanos que desean un cambio de régimen- que “estamos con ustedes y estaremos hasta que el país sea libre y haya una transición pacífica”.

 

Y lanzó una advertencia al régimen de Maduro: “Todas las opciones están sobre la mesa”.

Previamente, el gobernador de Florida, Ron DeSantis, anunció al público asistente en la iglesia la creación de una proclama gubernamental en la que se expresa el “rechazo al régimen de Maduro” y la petición de “libertad y la democracia” en Venezuela.

 

Esta nota fue elaborada conjuntamente con infomación provista por la agencia EFE.

 

Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
Please reload

© 2020 por "Aquí y Ahora Córdoba".