El mundo se rinde ante Da Vinci

A 500 años de su muerte del genial artista del Renacimiento, numerosos museos y galerías celebrarán su legado con impresionantes exhibiciones de sus pinturas y cuadernos. El plato fuerte estará en el Louvre.

El Museo Nacional de Ciencia y Tecnología de Milán expone 52 diseños de máquinas y artilugios soñados por Leonardo y que se construyeron en 1952.

Leonardo Da Vinci (1452-1519) es universalmente considerado uno de los grandes genios de la historia de la humanidad. No sólo dejó al mundo algunas de las mejores obras de arte del Renacimiento italiano, como La última cena o La Mona Lisa, sino también el concepto y prototipo de muchas de las máquinas modernas de la actualidad, como el auto, el helicóptero, el aeroplano, el tanque militar y el paracaídas. Fue pintor, dibujante, escultor, inventor, escritor, filósofo, arquitecto, músico, poeta y hasta urbanista. Y su capacidad para combinar arte con ciencia, belleza con mecánica, naturaleza con proporciones sigue asombrando. El próximo 2 de mayo se cumplirán 500 años de su muerte y por eso, una vez más, el mundo cae rendido a sus pies.

Museos de toda Europa quieren rendir homenaje al genio italiano fallecido en 1519 y para eso se lanzaron a una dura competencia para asegurarse el préstamo de obras.

Martin Kemp, autor de Living with Leonardo (Viviendo con Leonardo) comentó el año pasado que "hubo una estampida de pedidos de préstamos para 2019", según reportó Vastari, un portal con sede en Londres que conecta museos, exhibiciones, productores y coleccionistas.

En al menos un caso la competencia dio lugar a tensas negociaciones, como ocurrió entre Italia y Francia. La disputa surgió después de que el nuevo gobierno en Roma decidiera renegociar un acuerdo firmado por su predecesor que preveía que Italia cediera todas las obras pictóricas de titularidad públicas de Da Vinci en el país para una gran exposición en el Louvre.

La primera celebración del artista comenzó, en realidad, en octubre pasado. Tuvo lugar en el Museo Teylers de Haarlem, Holanda. Michiel Plomp, el curador del museo, señaló que planearon la muestra de tal modo que el cierre coincidiera con el comienzo del año del aniversario, lo que ayudó a que fuera más fácil asegurarse los préstamos. El foco de la exposición, en ese caso, estuvo puesto en los estudios fisionómicos de Da Vinci e incluyó unos 30 dibujos que le cedieron en préstamo, la mitad de ellos de la British Royal Collection y el resto de las mayores instituciones en París, Budapest y Viena.

ITALIA

Los homenajes en Italia comenzaron bien temprano en el 2018. Y no podían menos que iniciar en la ciudad que lo hizo famoso, Milán, donde vivió y trabajó desde 1482 a 1499.

El asesor de Cultura de Milán, Filippo Del Corno, destacó que la historia artística y urbana de la ciudad habría sido diferente sin Leonardo. Fue gracias a su presencia que Milán, sin una tradición artística a la altura de Florencia, Venecia o Roma, pudo ser desde ese momento la sede de una escuela que a través de artistas como Bernardino Luini o Gaudenzio Ferrari, habría extendido su influencia en el siglo que conducirá a Caravaggio.

En esta ciudad norteña, se exhibe desde el 18 de diciembre el Códice Atlántico, lleno de ilustraciones elaboradas por Da Vinci. Se trata de una enciclopedia de conocimientos técnicos del Renacimiento que el público podrá conocer en la Biblioteca Ambrosiana de Milán.

La muestra, que permanecerá hasta el 15 de septiembre de este año, está dividida en tres secciones: la primera concentrada en Milán, la segunda en estudios de ingeniería civil y la última en el período francés de Leonardo.

Leonardo Da Vinci Parade es el título de otra exposición que alberga el Museo Nacional de Ciencia y Tecnología, que reúne 52 diseños de las máquinas y artilugios soñados por Leonardo y que se construyeron en 1952 a partir de los bocetos que dejó plasmados en sus documentos y legados. Esta exhibición permanecerá hasta el 13 de octubre próximo.

La ciudad tiene previsto, además, homenajear al gran maestro a través de una serie de iniciativas que durarán nueve meses, desde mayo hasta enero de 2020, con el título Milán y Leonardo.

El corazón de los homenajes en Milán será el Castillo Sforzesco, al cual el artista llegó en 1482 para poner su intelecto al servicio del Duque Ludovico Sforza.

En Florencia, en tanto, el lugar donde Da Vinci se entrenó, como aprendiz del artista Andrea del Verrocchio- y que fue cuna de sus primeras influencias intelectuales, ya estuvo en exposición en la prestigiosa Galería Uffizi uno de los manuscritos más famosos de Leonardo Da Vinci, el Código Leicester.

Elaborado entre 1506 y 1508 en Florencia y Milán, el manuscrito recopila buena parte de sus conocimientos científicos y en él aborda, por ejemplo, el movimiento del agua, el flujo de los ríos, da recomendaciones a la hora de construir puentes para evitar la erosión y explica la existencia de fósiles marítimos en las cimas de las montañas.

La exhibición ya terminó pero el Museo Científico de la ciudad planea una exhibición de Leonardo y sus libros para abril. Y del 9 de marzo al 14 de julio el Palacio Strozzi presenta la muestra Verocchio, Maestro de Leonardo, una gran exposición que celebra al maestro y su discípulo, organizada por la Fundación Palaci Strozzi.

A pocos kilómetros de distancia de Florencia, en Vinci, el lugar donde nació, el Museo Leonardiano planea una exhibición de abril a junio que explorará el impacto de los paisajes locales en su obra. Incluirá sus primeros dibujos sobre las montañas de Montalbano, prestados por la Galería Uffizi.

Leonardo no pasó mucho tiempo en Venecia (la visitó entre 1499 y 1500) pero allí la Galería de la Academia alberga uno de sus trabajos más famosos, El hombre de vitruvio. La obra estará en exhibición por primera vez en muchos años junto a 24 otros trabajos.

FRANCIA

Donde también se preparan cientos de eventos para este año es en Francia, país al que se trasladó el artista en 1516, tentado por el ofrecimiento de una gran pensión y patronazgo del rey francés Francisco I, y donde finalmente murió tres años después. Razón por la cual La Gioconda y otras pinturas están en Francia: porque Leonardo las llevó con él.

Los castillos del Loira, en la región central, serán parte de las celebraciones ya que el artista fue enterrado en el palacio de Amboise, uno de los destacados de esa región.

En el castillo Clos Lucé, su última residencia, donde Da Vinci pasó sus tres últimos años de vida consagrado a sus invenciones. El pequeño castillo albergará una exposición basada en el monumental tapiz de La Ultima Cena, que fue hecho para Francisco I y es prestado por los Museos Vaticanos.

En el castillo de Chambord, en cuyos planos se involucró Leonardo, habrá una exhibición que incluirá pinturas, dibujos, manuscritos, esculturas y objetos de arte prestados por el Louvre, el British Museum, la Galería Uffizi y otros.

Pero el plato fuerte del aniversario será la gran exposición de Leonardo como pintor que se prepara en el Louvre, en París, para octubre próximo y hasta el 20 de febrero de 2020. Se espera que incluya la más extensa exposición de sus trabajos jamás exhibidos.

Al Louvre pertenecen cinco de las 15 pinturas indiscutidas de Da Vinci que hay en el mundo entero y apunta a reunir el mayor número de trabajos del artista, incluidos dibujos de la Royal Collection. Jean-Luc Martínez, director del museo, adelantó que "el objetivo es reunir el mayor número de trabajos de Leonardo".

El museo consiguió también en préstamo el Salvator Mundi, que fue adquirido por un comprador del golfo de Arabia Saudita por $450 millones (dólares?), para el Louvre de Abu Dhabi.

REINO UNIDO

La otra gran celebración tendrá lugar en el Reino Unido a partir de este mes con exposiciones simultáneas en varias ciudades del país, que reunirán dibujos pertenecientes a la British Royal Collection. Los dibujos de Da Vinci serán expuestos en las ciudades británicas de Belfast, Birmingham, Bristol, Cardiff, Glasgow, Leeds, Liverpool, Sheffield, Southampton y Sunderland.

Los organizadores han informado que no se trata de una muestra más de los fondos reales, sino que el visitante caerá fascinado por una nueva visión. Se trata de obras de Da Vinci que ya no pueden verse a simple vista. Trazos ocultos, arrepentimientos de todos los genios, que son líneas que luego decidieron cambiar o eliminar, así como dibujos borrados y perdidos que han sido rescatados con la más alta tecnología.

En mayo, todo ese material se reunirá para formar parte de una espectacular exposición de más de 500 dibujos de Da Vinci en The Queen"s Gallery del Palacio de Buckingham, en la que constituirá "la exposición más grande de obras de Leonardo en más de 65 años".

El rey Carlos II de Inglaterra (1630-1685) adquirió 550 trabajos del florentino y desde entonces han permanecido en la Colección Real, las obras de arte de la familia reinante británica.

Otros museos y galerías alrededor de Europa y en América celebrarán el legado de Leonardo, de modo que el año en curso permitirá ver las más impresionantes exposiciones de sus pinturas y cuadernos.

Los sitios especializados en arte remarcan los diferentes temas y líneas narrativas que varias instituciones decidieron adoptar para este 500 aniversario de la muerte de Da Vinci. En realidad, como Martin Clayton dijo, "ninguno de los trabajos científicos de Leonardo fue nunca publicado y, de sus trabajos artísticos, solo unas 20 pinturas sobreviven hoy. Pero el punto en común de todos sus trabajos fueron los dibujos", la forma más habitual de trabajos de Da Vinci que las instituciones mostrarán durante el 2019.

© 2020 por "Aquí y Ahora Córdoba".