Poligráfica del Plata. Piden elevar a juicio oral la causa por evasión de aportes laborales en la im

El fiscal acusó a siete directivos. La presidenta de la empresa dijo que ella era una testaferro. Dos gerentes destacaron el rol de un actual director de la AFI.

Sergio Szpolski, a principios de octubre del año pasado, en los tribunales federales de Comodoro Py. Foto: Luciano Thieberger.

El fiscal Emilio Guerberoff pidió que se eleve a juicio oral la causa por evasión en la imprenta de Sergio Szpolski, Poligráfica del Plata. El fiscal les imputa a siete de sus directivos -y testaferros- el delito de "retención de aportes" laborales, que contempla una pena de 2 a 6 años de prisión.

En esta causa está procesado Szpolski, por el juez Juan Galván Greenway, quien le trabó un embargo por $7,5 millones. Fuentes judiciales señalaron que el fiscal no incluyó al ex empresario de medios K en su actual imputación, a quien pidió que se lo investigue en "actuaciones por separado", ya que el procesamiento de Szpolski fue apelado ante la Cámara y ese fallo todavía no se encuentra firme.

Esta es la primera causa con pedido de elevación a juicio oral, de las 18 que investiga el juez Galván Greenway, a partir de una denuncia original contra el disuelto Grupo Veintitrés, que realizó el ex titular de la AFIP, Alberto Abad, en julio de 2016. Esa denuncia la continúa impulsando el actual titular del organismo recaudador Leandro Cuccioli.

El organismo recaudador reclama $ 163 millones, que evadió Szpolski en aportes de la seguridad social de más de 800 empleados, cuando estaba a cargo del Grupo Veintitrés (Tiempo Argentino, CN23, Radio América y Poligráfica del Plata, entre otros). En seis de esas causas Szpolski está procesado y con embargos por $106,3 millones.

Los acusados ahora por el fiscal son los ex directivos de la imprenta: Victorio Vanoli, Diego Canto, Alejandro Córdoba, José Angerossa, Roberto Flores y Luisa Cuschnir, a quienes se les imputa el delito de "apropiación indebida de recursos de la seguridad social", por $ 2,5 millones, entre mazo de 2012 y diciembre de 2014.

Fuentes judiciales destacaron que dos gerentes y un apoderado mencionaron al actual director Administración y Finanzas de la Agencia Federal de Inteligencia (AFI), Juan José Gallea, como uno de los principales directivos del grupo de medios de Szpolski, que intervenía en forma directa en la imprenta Poligráfica del Plata. Pese a ello, Gallea no fue imputado en esta causa judicial.

Uno de los gerentes de Poligráfica del Plata, Gustavo Ignacio Pizzoli, contó que fue contratado por Gallea, "quien le ofreció trabajar en la imprenta" y "manifestó representar al Grupo 23", según el dictamen del fiscal Guerberoff. Y agregó que el directivo "tuvo reuniones relativas a la gestión del negocio de la empresa Poligráfica del Plata con el nombrado Gallea y también con Sergio Szpolski, quien era el número uno del Grupo 23".

José Alberto Angerossa, uno de los apoderados del Grupo 23 "para presentarse ante diferentes organismos", declaró que recibía órdenes de Szpolski y "esporádicamente de los gerentes administrativos que hubieron en diferentes oportunidades en el Grupo, como es el caso del señor Juan José Gallea entre los años 2009 y 2010".

También Marcelo Alejandro Orlandini, gerente general de la imprenta, le adjudicó un rol central a Gallea. Señaló que "al momento de incorporarse a la empresa fue entrevistado por Gallea, entonces Gerente de Administración y Finanzas del Grupo 23, en sus oficinas". Dijo que Gallea designó a fin de 2011 a Gustavo Pizzoli como gerente de la imprenta. Y que cuando renunció, en marzo o abril de 2012, "el señor Gallea nombró en su cargo al señor Martín Angeleri".

Orlandini señaló que una o dos veces por semana se reunía "el equipo de Poligráfica del Plata en las oficinas del Grupo 23", que eran encabezadas por Szpolski y participaban Gallea y otros directivos del grupo de medios K.

Según figura en la tarjeta personal que entregaba el propio Juan José Gallea, fue gerente general del Grupo Veintitrés, donde ocupó un rol central durante la época más dura de los ataques del gobierno kirchnerista contra los periodistas y medios críticos de la gestión oficial.

Gallea ingresó como gerente general del grupo Szpolski en junio de 2009 y tuvo que renunciar a ese cargo en mayo de 2012, luego del escándalo que provocó una campaña de difamación contra periodistas de Clarín y TN; aunque siguió trabajando para el grupo de Szpolski.

Además, sus medios estaban a nombre de testaferros. Eso fue lo que planteó la presidenta de la imprenta, Luisa Ester Cuschnir, quien señaló que ella era una "prestanombres", a quien su hijo -que trabajaba con Szpolski- le había pedido que "le hiciera el favor de figurar en algunas sociedades del grupo para firmar". Y agregó que la presión la ejerció Szpolski en forma directa, que era quien llevaba la gestión cotidiana de la empresa.

Además, Cuschnir aseguró que "los auténticos responsables de todos estos desaguisados son aquellos que arteramente se refugiaron tras personas de buena fe y se siguen salvaguardando al día de hoy, con todas sus maquinarias e ingenierías intactas y sus poderías económicos al servicio del encubrimiento de la fidedigna realidad de las cosas".

Fuentes judiciales señalaron que su testimonio fue muy valioso, ya que Cuschnir está jubilada y padece leucemia, "manteniendo el estricto tratamiento médico oncológico que su enfermedad le demanda", señaló el fiscal en su escrito.

Poligráfica del Plata fue comprada por Szpolski en el año 2011. Ahí se imprimieron 16 millones de boletas del Frente para la Victoria (FpV), así como las revistas 7 Días, Veintitrés, Cielos Argentinos, Forbes, Newsweek, Auto Bild, Lonely Planet y El Sensacional, entre otras, que formaban parte del grupo de medios de Szpolski y Matías Garfunkel. Pero a fines de 2014, Szpolski vació la imprenta y dejó de pagarle el sueldo a sus 60 empleados, hasta llevarla a la quiebra.

En octubre del año pasado, Szpolski tuvo que declarar ante el juez federal Claudio Bonadio, en la causa de los Cuadernos de las Coimas, como dueño de Poligráfica del Plata. Allí sostuvo que el ex jefe de Gabinete, Juan Manuel Abal Medina, le encargó la impresión de "16 millones de boletas" electorales del FpV, para las elecciones PASO y las generales bonaerenses de 2013. Y aseguró que ese dinero se lo dieron desde Jefatura de Gabinete del gobierno de Cristina Fernández de Kirchner.

© 2020 por "Aquí y Ahora Córdoba".