Los Informantes (léase periodistas y comunicadores en general) se convirtieron en Jíbaros, o sea, r

Hace ya algún tiempo que rondan en mis pensamientos ideas, asociaciones, reflexiones y muchas cosas mas para poder ubicar en tiempo y espacio, la gran cantidad de noticias basura, que demuestran una tomada de pelo a la inteligencia de los lectores, espectadores y oyentes de los diversos medios que hoy se tiene a disposición.

Estas noticias diarias que recibimos, contienen un alto contenidos de preconceptos muchos de ellos con alto grado de ignorancia, poca calidad profesional con una cantidad enorme de creación de fantasmas.

No hay nada mas parecido a los JIBAROS que esos 50 o 100 informadores que se dicen periodistas y tienen el tupe de hablar como especialistas en análisis políticos, guerras, sub-marinos, asesinatos, idioma, problemas de géneros, etc. y en realidad lo que provocan es el aumento de la ignorancia de toda una sociedad (de la cual ellos forman parte) con intereses o no a través de noticias basura, sumamente adjetivadas o deformante de la realidad. Esto es parte del problema cultural de nosotros los Argentinos.

Lo único que motiva a estos mercaderes de la información es el raiting, no la verdad de la noticia a través de la investigación con calidad profesional, y cuando digo que son JIBAROS es porque con sus tareas contribuyen a reducir el cerebro de sus consumidores al tamaño de una nuez.

Esta actitud hace pensar a toda una sociedad que lo que opinan Maradona o Tinelli sobre cualquier tema que no sea el que les compete (fútbol o espectáculo) tiene peso específico como si fueran estadistas y tan solo son una de las 44 millones de opiniones, solo pueden ser referentes en su especialidad, el resto es una opinión mas.

Los JIBAROS se pasan todo el día hablando de la corrupción y de los problemas sin dar ninguna solución y dando espacio a impresentables identificados con el robo al estado y por ende a todos nosotros, para que digan cualquier cosa siendo parte de la tolerancia a la corrupción que tenemos como sociedad.

Una gran cantidad de periodistas que actualmente se convirtieron en Jibaros, después de haber trabajado coherentemente en momentos complicados, hoy, ante la ausencia de informacion, inventan y promocionan cosas intrascendentes que solo aumentan el nivel de ruido en toda la sociedad, privilegiando el show mediatico por sobre la noticia, con el solo fin de aumentar el morbo.

Es hora de que los que se dicen periodistas si es que estan capacitados, realicen una profunda autocritica, para dejar de proceder como JIBAROS y retornen al PERIODISMO con alto grado de coherencia.-

© 2020 por "Aquí y Ahora Córdoba".