Típico del kirchnerismo: quieren crear una empresa estatal para manejar el transporte

Santa Cruz - Absolutamente inútiles e ineptos para manejar la organización del transporte urbano de colectivos en la ciudad de Río Gallegos, el cual se encuentra tercerizado con una empresa privada a su vez subsidiada, los sucesivos intendentes, tanto del FPV como el actual de Cambiemos/UCR y los correspondientes Concejos Deliberantes, no han podido sostener y organizar un servicio adecuado para la población y han llevado a precarizar tanto el sistema que hoy la capital de la provincia no tiene servicio de colectivo urbano.

Colada en el conocimiento público la falta de capacidad para gestionar y también la corrupción, por años se manejó mal y sin solución un problema que hoy estalla en las manos de las personas de menores recursos, quienes viven en los barrios más alejados y el colectivo es una herramienta fundamental a la hora de llevar los niños al colegio, ir a trabajar o hacer las compras, más aún teniendo en cuenta lo complicado que puede ser el clima en invierno o con los fuertes vientos en primavera y verano.

En la semana que pasó, se juntaron algunos dirigentes barriales, juntas vecinales, Comisiones de Fomentos y un grupo que integran la asamblea de Transporte público, en al Comisión de Transporte del Concejo Deliberante integrada por Martín Medvedovsky (FPV), Alejandro Leal, ambos del (FPV) y Evaristo Ruiz de la UCR, pero convertido en un kirchnerista más y analizaron el tema, llegando a la conclusión de que el servicio actual es deficiente y caro, con pocas unidades en la calle, lo cual suma tiempo de espera, pocos choferes y algunos sin relevos con boleto a precios que oscilan los 25 pesos, etc.

Esto, que viene generando una discusión pública y política desde hace mucho tiempo, arrecia con mayor virulencia, dado que el actual Intendente es Radical (Ricardo Giubetich) y tal vez uno de los que menos gestión ha mostrado, lo cual genera el campo propicio para que aparezcan proyectos como las de Mevedosky, quien propuso crear una “Sociedad del Estado”, para lo cual y gracias a que el radicalismo perdió mayoría por laborocoteada del concejal Evaristo Ruiz (UCR) que vota con el oficialismo y aún no ha sido echado del Partido Radical, la Comisión de Transporte a pleno le dio despacho favorable al proyecto netamente kirchnerista.

Más gasto, más burocracia, el mismo resultado

Sin duda cuando decimos que es un proyecto kirchnerista, nos referimos a la compulsión que tiene este sector político de poner todo bajo la órbita del Estado, sin considerar mínimamente la carga de déficit que suma a las ya derruidas arcas del municipio, la provincia y el país.

La solución salomónica de Mevedosky consiste en hacer populismo barato (por la calidad) pero caro (por el costo para los contribuyentes) absorbiendo el compromiso y la obligación que debería tener una empresa contratada para brindar el servicio y licuar todo dentro del Estado bobo (todos nosotros) para lo cual, pretenden crear una empresa estatal, con lo cual impondrán algún impuesto para sostenerla y el “boleto barato” que pretenden sostener será una carga más al erario en la patética idea K de que lo estatal “no es de nadie” y que todo allí “es gratis” para la gente. Una falacia utilizada durante muchos años para hacerle creer a la gente que el futbol era gratis y con la demagogia de socializar el fútbol se apropiaban de miles de millones de pesos/dólares, cargando el costo a los sectores productivos a través de los costos, las cargas y los impuestos recesivos.

Lo que propone Mevedosky no es ni más ni menos que crear un ente burocrático más, como los que ya existen (SPSE, Fomicruz, Distrigas), que les permita al FPV llenar de militancia y punteros, controlar un presupuesto autónomo, negociar contratos, crear empresas de servicio de los propios amigos, hacer compras fraudulentas, sobreprecios, generar cargos para sus cuadros, mejorarse la vida entre unos pocos y abrir otro nicho más de corrupción oficial, como lo son todos los otros ghetos provinciales, tal el caso de Servicios Públicos Sociedad del Estado del cual ya llevamos tres informes desnudando la tremenda corrupción administrativa que la atraviesa.

Concluyendo: si los intendentes y los Concejos Deliberantes no han podido organizar y administrar la tercerización del transporte en el municipio y solo se les ocurre estatizar el servicio, está claro el objetivo que persiguen. Pensemos cómo harían más “eficiente” un servicio, cuando una nueva empresa estatal llevaría a generar más puestos de trabajo, a pesar del elefante blanco en el que el FPV/UCR ha transformado a la administración pública municipal/ provincial en 30 años de gobierno único y alternativo entre las únicas dos opciones.

La actuación de una nueva empresa implicaría la actuación de al menos tres sindicatos (municipales, UTA y ATE), lo cual complejizaría aún más el cuadro, llevando incluso a que la ciudad padezca (como padece desde hace tanto tiempo) los paros por distintos motivos, que dejarían sin transporte una y otra vez a la capital. En definitiva, crear una empresa estatal es un acto de oportunismo con lo cual el kirchnerismo se relame, porque advierte un nicho de oportunidad increíble, ya sea para generar otro ghetto partidario-prebendario y para tener una herramienta más de manejo político, tanto en la parte funcional de la supuesta empresa, como en los barrios donde tengan ámbito de actuación. Para nada será más económico y funcional, sino, por el contrario se transformará en una abominable carga hacia los vecinos de Río Gallegos. (Agencia OPI Santa Cruz)

© 2020 por "Aquí y Ahora Córdoba".