Argentina sigue pagando las cuentas del populismo kirchnerista

El Estado recibió un revés judicial en Estados Unidos por la expropiación de YPF que le podría costar una fortuna en dólares

Los abogados del Estado argentino hasta ahora buscaron ganar tiempo, pero un fallo de la Cámara de Apelaciones parece apresurar los plazos y el desembolso de una fortuna.

Aunque la crisis de 2001/2002 tuvo sus causas en los desajustes fiscales (como siempre en Argentina) que no pudieron ser “corregidas” en los noventa con emisión monetaria -por la convertibilidad-, el peronismo se dedicó a fomentar un relato alternativo que tuvo aceptación en la gente. Aunque el Partido Justicialista fue la agrupación que llevó a Carlos Menem a la presidencia y su bancada apoyó todas las privatizaciones, la versión peronista-kirchnerista que llegó a la Casa Rosada en 2003 se dedicó a hacer todo lo contrario. Responsabilizando a las empresas privatizadas por ser partícipes necesarios de un saqueo imaginario, durante los gobiernos K se nacionalizaron varias de las compañías que habían pasado al sector privado en los noventa.

Claro que aquellos arrebatos nacionalistas y populistas no fueron gratis. Hoy, a tres años del fin del mandato de Cristina Fernández, Argentina sigue sufriendo dolores de cabeza producto de una política infantil e irresponsable. En la jornada del viernes, la Corte de Apelaciones del Segundo Circuito de Nueva York dejó firme un fallo contra el Estado argentino por la estatización de la empresa YPF (Yacimientos Petrolíferos Fiscales). Esto quiere decir que en un pésimo momento, donde el gobierno de Mauricio Macri no puede solucionar sus desajustes y sobrevive con los dólares del Fondo Monetario, Argentina podría tener que desembolsar 3 mil millones de dólares en cualquier momento.

El gobierno argentino, de buena relación con Donald Trump, envió a sus lobistas a los Estados Unidos en la búsqueda de algo que allí no se consigue tan fácil como en Argentina: la interferencia del Poder Ejecutivo en el Judicial.

© 2020 por "Aquí y Ahora Córdoba".