Políticos progresistas llaman adoradores pascuales a cristianos masacrados "Adoradores de las P

Hillary Obama llaman “adoradores de la Pascua” a los cristianos y no condenan a los fundamentalistas islámicos que los mataron.

Durante esta Semana Santa, al menos 290 personas perdieron la vida en un atentado, en su mayoría cristianos-católicos. Pero los principales referentes políticos mundiales publicaron lamentaciones donde omiten la fe de los abatidos.

En la nueva izquierda impera la “transversalidad” que implica quebrar la dicotomía del proletario y burgués del marxismo clásico. Ahora la raza, nacionalidad, sexo, preferencia sexual e incluso religión entran en un ranking de opresión.

De modo que miembros de grupos que no son reconocidos como oprimidos no son contados como víctimas, pues quiebran la narrativa. Por eso ahora, pese a que es la fe más perseguida, los referentes “progresistas” evitan nombrarla.

Un hombre fue capturado con combustible en la Catedral de Nueva York (San Patricio). Estaba en libertad, pese a que la víspera fue detenido por irrumpir en la Catedral de Newark, el día que se prendió fuego la Catedral de Notre Dame, en medio de una ola de tres ataques diarios contra iglesias católicas en Francia.

Hasta el Domingo de Resurrección no hubo víctimas. Pero ese día, hubo ocho explosiones en la isla asiática de Sri Lanka, tres de las cuales sucedieron en iglesias católicas y causaron al menos 500 heridos y 290 muertos hasta el momento.

Mientras que hace un mes 50 musulmanes perdieron la vida en un atentado en Nueva Zelanda contra dos mezquitas y la condena social fue inmediata, llamando “supremacista blanco” al atacante acompañado de un saludo a toda la comunidad musulmana.

En contraste, cuando centenares de cristianos mueren por manos de una agrupación islámica, los políticos denominados progresistas como el expresidente de EE. UU, Barack Obama y la aspirante a la presidencia Hillary Clinton, entre otros, se limitaron a lamentar la muerte de los “adoradores/observadores de la Pascua” o “fieles pascuales” y no hicieron mención alguna de los atacantes ni su ideología.

La versión oficial es que los culpables forman parte de Nations Thawahid Jaman (NTJ), una agrupación islamista. Pero el ministro de salud, a su vez portavoz del gobierno de Sri Lanka, declaró que “debe haber una red internacional más amplia detrás de él”.

© 2020 por "Aquí y Ahora Córdoba".