Estados Unidos invirtió 1.600 millones de dólares en el laboratorio Novavax para que produzca la vac

La compañía farmacéutica se comprometió a producir 100 millones de dosis para enero y febrero. El fondo incluye los gastos para encarar la Fase III de pruebas, la que determinará si funciona para prevenir el COVID-19

El gobierno de Donald Trump ha otorgado a Novavax Inc. 1.6 mil millones de dólares para cubrir las pruebas, comercialización y fabricación de una posible vacuna contra el coronavirus en los Estados Unidos, con el objetivo de entregar 100 millones de dosis para enero de 2021. La subvención es la más grande hasta ahora de “Operación Velocidad de la Luz”, el programa de la Casa Blanca destinado a acelerar el acceso a vacunas y tratamientos para combatir el coronavirus que causa COVID-19.

“Lo que hace este otorgamiento ‘Velocidad de la Luz’ es que paga la producción de 100 millones de dosis, que se entregarán a partir del cuarto trimestre de este año, y pueden completarse en enero o febrero del próximo año”, dijo a Reuters el presidente ejecutivo de Novavax, Stanley Erck.

También cubrirá el costo de ejecutar una gran parte de la Fase III, la etapa final de los testeos en humanos, que podría comenzar en octubre.

El anuncio sigue a una inversión de 456 millones de dólares en la vacuna candidata de Johnson & Johnson en marzo, una de 486 millones a Moderna Inc. en abril, y hasta 1.2 mil millones de dólares en apoyo para la vacuna de AstraZeneca en mayo que se está desarrollando con la Universidad de Oxford. El gobierno de los Estados Unidos también otorgó a Emergent Biosolutions 628 millones para ampliar la capacidad de fabricación nacional de una posible vacuna contra el coronavirus y medicamentos para tratar COVID-19.

Una vacuna segura y efectiva se considera crítica para poner fin a una pandemia que se ha cobrado más de medio millón de vidas en todo el mundo, aproximadamente una cuarta parte de ellas en los Estados Unidos.

La compañía con sede en Gaithersburg, Maryland, es algo así como un caballo oscuro en la carrera por una vacuna contra el coronavirus. La compañía no estaba en la lista de finalistas de vacunas para “Velocidad de la Luz” informada por el diario The New York Times que incluía Moderna, AstraZeneca, Pfizer Inc, J&J y Merck & Co.

En mayo, Novavax obtuvo un financiamiento adicional de 388 millones de dólares para el desarrollo de la vacuna COVID-19 de la Coalición para las Innovaciones de Preparación Epidémica (CEPI) después de una inversión de 4 millones en marzo. En junio, el Departamento de Defensa de los Estados Unidos otorgó a la compañía 60 millones para apoyar la fabricación de 10 millones de dosis de su vacuna en 2020.

A gran escala

La compañía está en el proceso de transferir su tecnología de vacuna a un fabricante contratado sin nombre que tiene dos grandes instalaciones de fabricación, dijo el CEO. Esto se suma al trabajo realizado por Emergent Biosolutions, que está haciendo dosis para abastecer los ensayos clínicos más pequeños de etapa temprana y media de la compañía.

La vacuna Novavax funciona en conjunto con un adyuvante, una sustancia que aumenta la respuesta inmune para ayudar al cuerpo a construir una defensa sólida contra el virus. Actualmente, Novavax hace su adyuvante en Suecia. La compañía está construyendo capacidad de fabricación en los Estados Unidos para su adyuvante “para que podamos producir más de mil millones de dosis de adyuvante en los Estados Unidos”, dijo.

Novavax no comenzó las pruebas de seguridad humana hasta finales de mayo. Una de las razones de la demora es que la vacuna se cultiva en células de insectos, un proceso que puede demorar 30 días antes de que los científicos de la compañía puedan comenzar a purificarlo y hacerlo a granel. “Pierdes un mes más o menos allí, pero no creo que estemos atrasados por nuestros datos”, dijo, refiriéndose a los datos de animales que muestran una fuerte respuesta inmune y altos niveles de anticuerpos contra virus.

Erck dijo que espera resultados de su prueba de seguridad de Fase I dentro de la próxima semana más o menos. La compañía apunta a comenzar las pruebas de mitad de etapa en agosto o septiembre, y las pruebas de Fase III comenzarán en octubre, agregó. A principios del próximo año, la compañía espera poder hacer 50 millones de dosis al mes en los Estados Unidos.

“Es una fabricación a gran escala en algunos sitios diferentes en los Estados Unidos”, dijo Erck. “Lo que nos deja es la capacidad de hacer muchas más dosis en los Estados Unidos en 2021″. Novavax también tiene una planta de fabricación en la República Checa y espera tener otras dos plantas en Europa y una en Asia, señaló el ejecutivo. La compañía también está trabajando con un fabricante en India. El objetivo allí es hacer más de 100 millones de dosis al mes, dijo.

(C) Reuters.-

© 2020 por "Aquí y Ahora Córdoba".