Revelación clave en el caso Gutiérrez: Zaeta reconoció que buscaban "el dinero en negro de la c

Facundo Gómez uno de los detenidos por el asesinato de Fabián Gutierrez y el señalado por Zaeta Fuente: LA NACION - Crédito: Horacio Córdoba

EL CALAFATE.- "Yo se que la tenés, a mí no me vas a mentir, nos conocemos, ¿dónde está la plata?", le dijo Facundo Gómez a Fabián Gutiérrez, momentos antes de matarlo. Así lo declaró anoche Facundo Zaeta, uno de los detenidos por el crimen del exsecretario de Cristina Kirchner durante su presidencia.

Zaeta testificó a través de un escrito entregado a la justicia, en el que reconoció que sedujo a Gutiérrez para robarle dinero en la casa, pero acusó a su amigo Facundo Gómez de haber orquestado el plan y de haberlo matado. Zaeta no respondió preguntas, pero se ofreció a guiar al juez Carlos Narvarte hasta el lugar donde arrojaron una piedra que usaron para matarlo. También dijo que temía por su vida.

En el escrito que presentó ante el juzgado, Zaeta señaló: "Gómez me dijo que en ese encuentro (con Gutiérrez) solo nos íbamos a quedar con el dinero, me dijo que nadie iba a salir lastimado, que iba a llegar a la casa, le hacía unas preguntas y se iría con el dinero en negro que tenía Gutiérrez de la corrupción". Y añadió: "Andaba con mucha plata, tenía millones de dólares".

En el escrito que presentó ante el juzgado, Zaeta ubicó en la escena a Pedro Monzón, el primero de los cuatro detenidos que prestó declaración indagatoria y guió al juez Carlos Narvarte la mañana del sábado 4 de julio hasta el lugar donde encontraron semienterrado el cuerpo de Gutiérrez. Zaeta consideró que él y Monzón fueron engañados por Gómez.

Según el escrito, la noche del atraco, él tenía como misión entrar a la vivienda engañando a Gutiérrez y abrirles las puertas a sus amigos para que concretaran el robo, dado que creían que el interior de la casa había dinero.

Facundo Zaeta reconoció que el plan de seducción se había iniciado mucho antes, detalló que fue vía telefónica a través de la plataforma Telegram, a quien le envió comentarios, audios, fotos de él y que Gutierrez había compartido con sus amigos. Aseguró que el estaba al tanto que otras personas tenían esa información, detalló el joven.

Zaeta mencionó que ingresó con Gutierrez y en el interior de la vivienda encontró 90.000 pesos, sin embargo una fuente de la causa consignó que se trataba de dólares y no de pesos. En la declaración, Zaeta reconoce que a poco de entrar le pegó dos puñetazos en la cara y, al caerse, Gutiérrez se golpeó la cabeza. El reconoce que llevó una venda para taparle los ojos, elemento que fue encontrado en las pericias, pero según los forenses no fue la que se usó para ahorcarlo.

Tras dejarlo golpeado en el piso, según el relato de Zaeta, ingresaron Gómez y Monzón a la casa, -y aclaró que esa noche conoció recién a Monzón- y él subió a la planta alta a buscar dinero junto a Zaeta. En la declaración detalló que en ese momento escucharon un grito de Monzón, quien les avisaba que Gutiérrez se había encerrado en el baño. Zaeta recuerda que Gomez tiró la puerta del baño, Gutiérrez cayó y allí sus amigos lo golpearon. Y fue reducido nuevamente.

En ese momento, según el relato, de Zaeta, mientras el buscaba el dinero en la planta superior, Gomez le pegó hasta matarlo. Allí aseguró que vio cómo con una piedra que trajo del patio de atrás de la casa le pegaron en la cabeza varias veces. Luego, lo ahorcaron.

En el escrito Zaeta detalló que al verlo muerto entró en shock al igual que Monzón. Zaeta contó que luego limpiaron el lugar, envolvieron el cuerpo en una alfombra y lo subieron a la camioneta.

Según siempre su propio relato, Gómez los dejó solos y él junto a Monzón llevaron el cuerpo a la cabaña, pero no precisó en qué lugar lo dejaron. Junto al cuerpo, aseguró que dejaron los $90.000 que habían obtenido en la casa del exasesor presidencial. Facundo Zaeta detalló que tenía miedo. Que con Monzón tiraron lo que usaron para limpiar, incluso la piedra que usaron para matar a Gutierrez. Anoche el juez buscó la piedra por un descampado de Punta Soberana, a 7 km del centro de la ciudad.

Zaeta consideró en su escrito que Gómez tenía intención de matarlo a Gutiérrez y que tanto él como Monzón fueron utilizados por Zaeta. Sugirió que las camionetas que se venden en el comercio de venta de autos de Gómez eran de Fabián Gutiérrez y aseguró que eso "son comentarios del pueblo".

El hallazgo

Tras encontrar la supuesta piedra con la que habrían matado a Gutiérrez en las cercanías del lugar donde Monzón había indicado que se habían desecho de los materiales de limpieza, anoche el juez Narvarte detectó también la base de una copa. Sobre el escrito de Zaeta, el abogado querellante Gabriel Giordano anoche afirmó sobre el escrito de Zaeta: "Señala además que parte de lo que fue utilizado para provocar las groseras lesiones soportadas por Gutierrez estarían en la misma aproximación donde se encontraron con anterioridad y esto pone en escena a los tres imputados", dijo en referencia a Zaeta, Gómez y Monzón.

"Encontramos dos elementos que aun no sabemos si guardan o no relación con la causa pero se corresponde a lo que él señaló. La hipótesis que hizo el licenciado (Amilcar, perito de partes) Fleita se va corroborando hora tras horas. Hay tres de los imputados que están en la escena del hecho", afirmó Giordano, ex fiscal de la Cámara Penal de la provincia.

Afirmó que en función de la hipótesis que elaboraron, "no dejamos a nadie afuera porque tenemos otros indicios de participación" y aclaró "existió una planificación y premeditación donde hubo distribución de roles y posteriormente, hubo un grado desorganizado, porque entendemos que hubo participación de otras personas que no había participado del plan".

© 2020 por "Aquí y Ahora Córdoba".