“El mundo nos ha muteado”: Mauricio Macri advirtió que la Argentina se está aislando por culpa de la

En una videollamada con 100 dirigentes del PRO de Mendoza, se mostró preocupado por “el debilitamiento institucional en el que está entrando la Argentina” y por “el éxodo de empresas cada vez más grande”. El ex presidente mantendrá contactos similares en otras provincias

Mauricio Macri participó de un Zoom con dirigentes del PRO de Mendoza que fue organizado por Omar De Marchi

“El mundo nos ha muteado”. Durante un Zoom que mantuvo con unos 100 referentes del PRO de Mendoza, Mauricio Macri eligió esa frase, que se popularizó con la masiva utilización de las videolllamadas, para graficar la indiferencia o el rechazo que provoca, según su visión, la Argentina en los gobiernos extranjeros como consecuencia de las políticas del gobierno de Alberto Fernández.

Además de mostrar su preocupación por el aislamiento internacional en el que se encuentra el país, el ex presidente expresó su inquietud por “el debilitamiento institucional en el que está entrando la Argentina” y por “el éxodo de empresas, cada vez más grande”, lo cual demostró, a su juicio, que se debe a las políticas oficiales porque compañías como Falabella, Glovo y Latam decidieron irse pese a que todo el mundo sufre la pandemia y la cuarentena se generaliza en todas partes.

Allegados al ex mandatario confirmaron que se trata del primer encuentro virtual de una serie de contactos mantendrá con dirigentes y militantes de las distintas provincias, en una ratificación de que elevará su perfil, como demostró con la columna periodística publicada el domingo. En ese texto, advirtió que el oficialismo, “para poder gobernar sin límites, violenta la Constitución”.

La videollamada con los referentes mendocinos, que había sido propuesta 24 horas antes por el diputado nacional Omar De Marchi, duró una hora y cuarto y en su transcurso, por pedido expreso de Macri, hablaron primero los representantes del PRO mendocino, entre quienes había legisladores provinciales, concejales y miembros de la conducción partidaria local, con una fuerte presencia de los jóvenes: del centenar de participantes, fueron más de 30 de los que estaban conectados.

Al abrir la charla, De Marchi señaló: “Estoy convencido de que lo que estamos viviendo hoy es el último estertor del populismo. El cambio real empezó en el 2015 con Macri, y lo que hoy sucede con Alberto Fernandez es un nuevo aviso a la sociedad de que el camino no es el populismo ni la mentira, hoy volvemos a valorar a Macri más que antes. Siempre el camino es el esfuerzo”.

En ese primer segmento de preguntas, que duró unos 45 minutos, Macri sólo escuchó. Fue interrogado acerca de temas concretos, como el desplazamiento de los camaristas que investigaron la corrupción kirchnerista, las empresas extranjeras que se van del país y la relación con las provincias.

Aunque se esforzó por salir de la coyuntura, Macri tuvo definiciones fuertes contra el Gobierno. Por ejemplo: “Debe existir respeto a las instituciones y a las reglas de juego, y hoy claramente hay una vocación de destruir un sistema de reglas claras y eso representa todo lo que no queremos. Si la arbitrariedad es lo que gobierna, la confianza desaparece y si no hay confianza, no hay empleo”.

Macri criticó el “clima adverso para la inversión que genera la Argentina en estos tiempos” y consideró que por eso “hay empresas que prefieren irse a otros lugares”. De la misma forma, sostuvo que el debilitamiento del Poder Judicial “conspira contra la fortaleza que necesita el sistema democrático”.

“Con República, con instituciones, con límites al poder y con respeto, tarde o temprano lo económico se resuelve", aseguró. Y añadió: "Ahora, si perdemos esos andamiajes y esas estructuras fundamentales que generan los equilibrios, ahí ya no hay economía que pueda funcionar”.

Al finalizar su intervención, Macri enfatizó la importancia del esfuerzo: “Hay un futuro en el trabajar, en esforzarse, en el mérito en el cual todos creemos; un país crece cuando crece el sector privado y el trabajo privado, y no cuando crece el empleo público. la Argentina sigue siendo un país de oportunidades, de talento”. La frase fue interpretada como una respuesta al Presidente, que este miércoles insistió en que “el mérito no es el camino para el crecimiento”.

Sus palabras, con las que se cerró la videollamada con los dirigentes mendocinos, estuvieron en sintonía con la carta que difundió el domingo pasado, en la que acusa a las “autoridades al frente del Poder Ejecutivo Nacional” de estar “desplegando una serie de medidas que consisten en el ataque sistemático y permanente a nuestra Constitución”.

“Para poder gobernar sin límites, violentan la Ley Fundamental de la Nación”, acusó Macri, para quien “el rumbo que ha tomado el país deja al descubierto la intención del Gobierno de establecer un Nuevo Contrato Social en la Argentina con principios dominantes inéditos”.

Esos principios inéditos, según destacó el ex presidente, son la vulneración del “equilibrio de los poderes del Estado”, porque “no se respetan los reglamentos de las cámaras del Congreso Nacional”; la pretensión de “condicionar al Poder Judicial con una reforma”, y el debilitamiento de “los organismos de control existentes en la órbita del Estado”.

En el texto, que llevó el título “Para defender el presente y para ganar el futuro”, Macri denunció también que “la seguridad jurídica desfallece ante un poder que atrasa y que solo cree en modelos arcaicos, prescindiendo de todas las oportunidades para el crecimiento y el desarrollo de nuestro país que están donde habitan las grandes naciones del mundo”.

© 2020 por "Aquí y Ahora Córdoba".